Publicador de contenidos

Cabecera

Ruta de navegación

Objetivo 1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo

La Agenda 2030 busca garantizar la protección social de las personas en situación de pobreza o vulnerabilidad social, aumentar el acceso a los servicios básicos y ayudar a las personas afectadas por fenómenos climáticos extremos, así como hacer frente a los problemas económicos, sociales y ambientales.

La pobreza es un problema de derechos humanos. Entre sus distintas manifestaciones figuran el hambre, la malnutrición, la falta de una vivienda digna y el acceso limitado a otros servicios básicos como la educación o la salud. El crecimiento económico debe ser inclusivo y las administraciones públicas tienen que propiciar que no se deje a nadie atrás.

La Diputación de Pontevedra tiene un programa de ayudas básicas de emergencia que surge con el objetivo de proporcionar apoyo económico, de manera excepcional y extraordinaria, a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes para poder atender las demandas de urgente y puntual necesidad de las vecinas y vecinos que se encuentren en situación o riesgo de exclusión social. En 2019 fueron 52 los municipios los que se han beneficiado de esta línea de ayudas.

La Diputación atiende en el Centro Príncipe Felipe a menores en riesgo de pobreza o exclusión social cuya competencia excede el ámbito de los servicios sociales municipales o que no pueden acceder a la protección social proporcionada por la Administración autonómica. La atención que presta el centro de día del Centro Príncipe Felipe, destinado a menores en edad escolar y en riesgo de exclusión, facilita la conciliación a sus familias.

La institución colabora a nivel mundial con el objetivo de erradicar la pobreza promoviendo la ayuda humanitaria a países en situación de conflicto o pobreza.

  • Para 2030, erradicar la pobreza extrema para todas las personas en el mundo, actualmente medida por un ingreso por persona inferior a 1,25 dólares estadounidenses al día
  • Para 2030, reducir al menos a la mitad la proporción de mujeres, hombres y niñas y niños de todas las edades que viven en la pobreza en todas sus dimensiones conforme a las definiciones nacionales
  • Poner en práctica a nivel nacional sistemas y medidas apropiadas de protección social para toda la población, incluidos los niveles mínimos, y, para 2030, lograr una amplia cobertura de las personas pobres y las vulnerables
  • Para 2030, garantizar que todas las mujeres y los hombres, en particular las personas pobres y las vulnerables, tengan los mismos derechos a los recursos económicos, además de acceso a los servicios básicos, a la propiedad y el control de las tierras y otros bienes, a la herencia, a los recursos naturales, a las nuevas tecnologías apropiadas y a los servicios financieros, incluida la microfinanciación
  • Para 2030, fomentar la resiliencia de las personas pobres y de aquéllas que se encuentran en situaciones vulnerables y reducir su exposición y su vulnerabilidad a los fenómenos extremos relacionados con el clima y otras crisis y desastres económicos, sociales y ambientales
  • Garantizar una movilización importante de recursos procedentes de diversas fuentes, incluso mediante la mejora de la cooperación para el desarrollo, a fin de proporcionar medios suficientes y previsibles a los países en desarrollo, en particular a los menos adelantados, para poner en práctica programas y políticas encaminados a poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones
  • Crear marcos normativos sólidos en el plano nacional, regional e internacional en base a estrategias de desarrollo en favor de las personas pobres que tengan en cuenta las cuestiones de género, a fin de apoyar la inversión acelerada en medidas para erradicar la pobreza