Publicador de contenidos

Cabecera

Ruta de navegación

Objetivo 10. Reducción de las desigualdades

Una sociedad justa e igualitaria es una sociedad mejor. La Agenda 2030 se propone como uno de sus grandes objetivos actuar contra la desigualdad, que se manifiesta en numerosas vertientes, desde la educación a la atención sanitaria, y que está asociada en gran medida a las dificultades económicas que atraviesa parte de la población.

La discriminación por sexo, raza, edad, discapacidad o creencias religiosas es una lacra que hay que combatir con firmeza desde las políticas públicas. Es necesario ahondar en la protección social y en el apoyo a los colectivos más desfavorecidos y abanderar un crecimiento económico inclusivo en el que estén presentes las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económica, social y ambiental.

Las administraciones deben prestar apoyo a las personas más vulnerables y facilitarles el acceso al mercado laboral, además de proteger especialmente a las personas con discapacidad. Las políticas públicas deben hacer hincapié en reducir la desigualdad de ingresos. Las innovaciones tecnológicas pueden suponer un acicate para lograr una sociedad con más oportunidades.

La Diputación combate también la desigualdad territorial, en este caso a través del Plan de reequilibrio, que invierte en nuevos equipamientos y dotaciones singulares en ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes con el objetivo de lograr equilibrio territorial.

La Diputación de Pontevedra trabaja por la prosperidad de la provincia con un modelo que tiene como eje la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía. Actualmente están en marcha 11 programas en este ámbito, canalizados a través de los servicios de Cohesión Social, Igualdad y Cooperación y desde el Centro Príncipe Felipe, de los que se benefician 24.000 personas, y realiza campañas de concienciación contra la desigualdad social, económica y de derechos humanos en el mundo.

El Servicio de Cohesión Social lleva a cabo cinco programas para fomentar las relaciones intergeneracionales, la integración multicultural, la formación en valores, la igualdad de oportunidades para personas con diversidad funcional y la integración social de las personas migrantes. Se trata de “Tecendo Lazos”, “Depo Aventura”, “DepoRúARTE”, “En ruta coa Depo” y los cursos de español para personas inmigrantes.

El Servicio de Igualdad implementó en 2018 dos líneas de subvenciones, una a ayuntamientos y otra a entidades sociales, para el desarrollo de programas de lucha por la igualdad y contra la violencia de género. El proyecto “Sorrisos Transformadores” sensibiliza a la sociedad sobre las dificultades a las que se enfrenta el colectivo transexual.

  • De aquí a 2030, lograr progresivamente y mantener el crecimiento de los ingresos del 40 % más pobre de la población a una tasa superior a la media nacional
  • De aquí a 2030, potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica o de otra condición
  • Garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la desigualdad de resultados, incluso eliminando las leyes, políticas y prácticas discriminatorias y promoviendo legislaciones, políticas y medidas adecuadas a ese respecto
  • Adoptar políticas, especialmente fiscales, salariales y de protección social, y lograr progresivamente una mayor igualdad
  • Mejorar la reglamentación y la vigilancia de las instituciones y los mercados financieros mundiales y fortalecer la aplicación de esos reglamentos
  • Asegurar una mayor representación e intervención de los países en desarrollo en las decisiones adoptadas por las instituciones económicas y financieras internacionales para aumentar la eficacia, fiabilidad, rendición de cuentas y legitimidad de esas instituciones
  • Facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas
  • Aplicar el principio del trato especial y diferenciado para los países en desarrollo, en particular para los menos adelantados, de conformidad con los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio
  • Fomentar la asistencia oficial para el desarrollo y las corrientes financieras, incluida la inversión extranjera directa, para los estados con mayores necesidades, en particular los menos adelantados, los países africanos, los pequeños estados insulares en desarrollo y los países en desarrollo sin litoral, en consonancia con sus planes y programas nacionales
  • De aquí a 2030, reducir a menos del 3 % los costes de transacción de las remesas de personas migrantes y eliminar los corredores de remesas con un coste superior al 5 %