Publicador de contenidos

Cabecera

Ruta de navegación

Objetivo 11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

Los movimientos del rural a las ciudades y el rápido crecimiento de muchas de estas últimas generan situaciones de grave riesgo para la sostenibilidad. La realidad urbana es compleja y los problemas que se proyectan al medio ambiente están relacionados con diversos factores, desde la planificación de infraestructuras y edificaciones hasta la recogida de residuos sólidos o el transporte público y privado.

La Agenda 2030 se propone caminar hacia ciudades amables, bien planificadas y eficientes desde el punto de vista de los servicios básicos. Urbes inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles, con zonas verdes, espacios públicos y equipamientos adecuados, servicios eficaces y políticas que mejoren la gestión de los desechos y la calidad del aire. Es preciso, además, redoblar esfuerzos para proteger y salvaguardar su patrimonio cultural y natural.

Los trabajos de la Diputación en relación con este objetivo nacen del apoyo a los ayuntamientos en materia de movilidad, conservación y rehabilitación de edificios, gestión de instalaciones deportivas, protección y gestión del patrimonio histórico, promoción de la cultura y gestión de los equipamientos culturales y de los parques y jardines públicos.

El Servicio de Movilidad e Infraestructuras y Vías Provinciales promueve el Plan Ágora, una red de acción institucional que pone en valor el espacio público bajo la premisa de que es un derecho fundamental de la ciudadanía al constituirse en escenario natural de la vida colectiva.
Además, el servicio aborda el acceso a sistemas de transporte seguros, una de las metas de este ODS, a través de programas como “Camiña á escola” y la subvención a los ayuntamientos para redactar PMUS (Plan de movilidad urbana sostenible).

El Servicio de Cooperación asistió a las administraciones locales en la tarea de proporcionar servicios públicos de calidad, alcanzando a 57 ayuntamientos mediante distintas herramientas. Estas son el Plan Concellos, el Plan de reequilibrio territorial, Préstamos sin interesesconvenios de colaboración para la dotación y mejora de diversos equipamientos públicos locales.

La Diputación también tiene en marcha el proyecto de creación de la vía verde entre Vilagarcía de Arousa, Caldas de Reis y Portas. La iniciativa recupera el trazado de la antigua vía del tren para reconvertirla en una senda para peatones y ciclistas, dando nueva vida a un espacio en desuso.

Por su parte, el Servicio de Deportes puso en marcha el programa de mantenimiento de campos de fútbol, mientras que los servicios de Cultura, Medio Ambiente y Cooperación articularon otro eje de actuación dirigido a proteger el patrimonio cultural y natural. Programas como Visit Rio Minho, que desarrolla una planificación estratégica en el territorio transfronterizo de la provincia de Pontevedra y el norte de Portugal, se enmarcan en este objetivo.

Desarrollamos 39 programas y dedicamos el 20 % de nuestro presupuesto a asegurar el acceso de toda la ciudadanía a unos servicios básicos y sostenibles.

  • De aquí a 2030, asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales
  • De aquí a 2030, proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todas las personas y mejorar la seguridad vial, en particular mediante la ampliación del transporte público, prestando especial atención a las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad, las mujeres, las niñas y niños, las personas con discapacidad y las personas de edad avanzada
  • De aquí a 2030, aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para la planificación y la gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países
  • Redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo
  • De aquí a 2030, reducir significativamente el número de muertes causadas por los desastres, incluidos los relacionados con el agua, y de personas afectadas por ellos, y reducir considerablemente las pérdidas económicas directas provocadas por los desastres en comparación con el producto interno bruto mundial, haciendo especial hincapié en la protección de las pobres y las personas en situaciones de vulnerabilidad
  • De aquí a 2030, reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y a la gestión de los desechos municipales y de otro tipo
  • De aquí a 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad
  • Apoyar los vínculos económicos, sociales y ambientales positivos entre las zonas urbanas, periurbanas y rurales fortaleciendo la planificación del desarrollo nacional y regional
  • De aquí a 2020, aumentar considerablemente el número de ciudades y asentamientos humanos que adoptan e implementan políticas y planes integrados para promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación a él y la resiliencia ante los desastres, y desarrollar y poner en práctica, en consonancia con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la gestión integral de los riesgos de desastre a todos los niveles
  • Proporcionar apoyo a los países menos adelantados, incluso mediante la asistencia financiera y técnica, para que puedan construir edificios sostenibles y resilientes utilizando materiales locales