Publicador de contenidos

Cabecera

Ruta de navegación

Objetivo 5. Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas

La Agenda 2030 busca conseguir la igualdad real de mujeres y hombres, principio jurídico universal reconocido en diversos textos internacionales sobre derechos humanos. La igualdad entre mujeres y hombres constituye un valor europeo fundamental recogido en el Tratado de la UE, en su Tratado de Funcionamiento y en la Carta de los Derechos Fundamentales.

Se toma conciencia de la urgente necesidad de aplicar medidas que tiendan a corregir la brecha salarial existente, la mayor precarización de las mujeres en el mundo laboral y la persistente brecha digital, además de promover la incorporación de mujeres al estudio de ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas (STEM), que son las disciplinas que constituyen los empleos del futuro y la fuerza motriz de la innovación, del bienestar social, del crecimiento inclusivo y del desarrollo sostenible.

La Diputación de Pontevedra convirtió hace ahora cuatro años la defensa de la igualdad en uno de los ejes estratégicos de su gobierno, hasta el punto de que impregna todas y cada una de las iniciativas que se desarrollan en cualquier ámbito de su actuación: economía, bienestar, educación, cultura o deporte. Con los programas provinciales en marcha se actúa sobre el 100 % de la población femenina y masculina de la provincia.

En enero de 2018 aprobó su I Plan de igualdad, a través del cual se pretende eliminar toda discriminación contra las mujeres y se impulsa el avance en el desarrollo de un marco favorable de relaciones laborales basado en la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la tolerancia cero ante las situaciones de violencia contra las mujeres, promoviendo un entorno seguro y saludable para todo el personal al servicio de esta Administración.

La Escuela de Igualdad María Vinyals nació durante el mandato anterior con la firme intención de mejorar el conocimiento de lo que es y de lo que significa la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, desde una perspectiva transversal, integrándola no sólo en el conocimiento profesional sino también en el enriquecimiento personal.

La institución apuesta por el arte y la experiencia como herramienta para conseguir un mundo libre de violencias machistas. El programa “Mulleres en acción. Violencia zero” lleva desde el 2015  con más de 60 representaciones ayudando a apoyar y visibilizar a creadoras gallegas, poniendo el foco sobre el problema estructural que supone la violencia machista.

Dentro de sus múltiples líneas de actuación en la promoción de la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, la Diputación otorga los Premios Sofía Novoa, que buscan potenciar la realización de trabajos de fin de grado y fin de máster en los que se integre la perspectiva de género.

La Diputación de Pontevedra puso en marcha una campaña de sensibilización para prevenir las violaciones en cita y las agresiones por sumisión química que ha llevado a docenas de municipios y con la que estuvo presente en los Festivales Rías Baixas para concienciar al público asistente con los mensajes “Eu decido, ti respectas” y “Conta comigo, eu respéctote”.
Además, la Diputación de Pontevedra, participó, en este ámbito, en la publicación del catálogo Mulleres do silencio, basado en la exposición que tuvo lugar en el MARCO entre octubre de 2016 y abril de 2017, en la que se dieron a conocer la obra y la trayectoria de 19 artistas gallegas vinculadas a la pintura con el objetivo de visibilizar el talento de las artistas gallegas del siglo XX. 

Colaboración con el foro As Mulleres que Opinan son Perigosas, en Pontevedra, un encuentro de mujeres columnistas que reivindican una mayor presencia de firmas femeninas en las secciones de opinión para consolidarse como referentes para las nuevas generaciones.
Colaboración con Faro de Vigo en el proyecto “Hai mulleres”, en el que a través de vídeos de corta duración se pretende visibilizar el trabajo y el talento de mujeres de la provincia de Pontevedra referentes en sus respectivos sectores profesionales.

  • Poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas en todo el mundo
  • Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación
  • Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil precoz y forzado y la mutilación genital femenina
  • Reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país
  • Asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública
  • Asegurar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos de conformidad con el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, la Plataforma de Acción de Beijing y los documentos finales de sus conferencias de examen
  • Emprender reformas que otorguen a las mujeres igualdad de derechos a los recursos económicos, así como acceso a la propiedad y al control de la tierra y a otros tipos de bienes, a los servicios financieros, a la herencia y a los recursos naturales, de conformidad con las leyes nacionales
  • Mejorar el uso de la tecnología instrumental, en particular la de la información y las comunicaciones, para promover el empoderamiento de las mujeres
  • Aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas a todos los niveles