Publicador de contenidos

Cabecera

Ruta de navegación

Objetivo 6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todas las personas

La garantía del suministro de agua en cantidad y en calidad suficientes es fundamental para el desarrollo de la sociedad y para la lucha contra la pobreza y las enfermedades en cualquier parte del mundo. El carácter trasversal del agua hace que sea un recurso fundamental para el desarrollo sostenible a nivel económico, social y ambiental. Es una realidad económica y un recurso imprescindible en el mantenimiento de los ecosistemas, pero sobre todo es un derecho esencial para la vida y la dignidad de los seres humanos.

La escasez de recursos hídricos, junto con la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado, repercute en la seguridad alimentaria, en los medios de subsistencia y en la oportunidad de educación para las familias pobres en todo el mundo. Afortunadamente, se han hecho algunos avances en la última década y más del 90 % de la población mundial tiene acceso a fuentes de agua potable mejoradas.

La Diputación de Pontevedra asegura la sostenibilidad financiera de los ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes a través del Plan Concellos. Implementado desde el Servicio de Cooperación, este plan, que supone más del 50 % del Presupuesto de la Diputación, garantiza que los ayuntamientos con menos recursos puedan prestar a su población los servicios propios de su competencia de una manera idónea, con eficacia, eficiencia y coordinación.

La institución provincial asumió en el año 2018 una serie intervenciones en los sistemas de abastecimiento, saneamiento y depuración de un total de 32 ayuntamientos con una población menor a 50.000 habitantes con una inversión de 3 millones de euros.

  • De aquí a 2030, lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para toda la población
  • De aquí a 2030, lograr el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos para toda la población y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y de las personas en situaciones de vulnerabilidad
  • De aquí a 2030, mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, eliminando el vertimiento y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, reduciendo a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar y aumentando considerablemente el reciclado y la reutilización sin riesgos a nivel mundial
  • De aquí a 2030, aumentar considerablemente el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua y reducir considerablemente el número de personas que la sufren
  • De aquí a 2030, implementar la gestión integrada de los recursos hídricos a todos los niveles, incluso mediante la cooperación transfronteriza, según proceda
  • De aquí a 2020, proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, incluidos los bosques, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos
  • De aquí a 2030, ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, como los de captación de agua, desalinización, uso eficiente de los recursos hídricos, tratamiento de aguas residuales, reciclado y tecnologías de reutilización
  • Apoyar y fortalecer la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento